Cartel de "Harry Potter and the sorcerer's stone" (2001)

Algunos aspectos a pesar de los cuales “Harry Potter” sigue siendo genial

Con el inminente estreno de Animales fantásticos y dónde encontrarlos las redes sociales, internet, la televisión, ¡la vida! se han desvivido en elogios por los libros de J.K. Rowling y sus adaptaciones cinematográficas, haciéndonos rememorar estas fantásticas creaciones. Pero no todo en la saga de Harry Potter es perfecto. Así que en un contexto de excesiva idealización de esta saga quería presentar algunos aspectos, en mi opinión, no del todo acertados, para demostrar que Harry Potter sigue siendo genial a pesar de ellos.

 
Las muertes

La muerte de Dobby, la muerte de Dumbledore, la muerte de Snape, la de Lupin y Tonks, ¡hasta la de Hedwig! No ha habido muerte por la que no hayan protestado los fans. A la autora se le fue la mano en cierto momento de la historia. Pero hay dos muertes que me disgustaron especialmente. ¡Sirius Black nunca debió morir! Ya es malo perder al personaje y toda esperanza de que Harry tenga una buena familia, pero lo peor es soportar a Harry quejándose porque lo echa de menos cuando solo es un personaje; ¡yo soy una persona real, yo sí que lo echo de menos! Y no hay nada más malvado en la historia de la injusticia poética que la muerte de uno de los gemelos Wesley dejando solo en el mundo al otro.

 
Los antagonistas

El profesor Severus Snape se convirtió en uno de los personajes favoritos de mucha gente después de descubrirse su amor por la madre de Harry. Pero, sinceramente, aunque me fascinó su historia con Lily, el personaje me decepcionó. Frente a un antagonista más bien pobre, como es Voldemort, un ser tan malvado y abstracto que apenas se dice su nombre, un malo que ataca con regularidad cada fin de curso, un malo malísimo vulgar y corriente; frente a él, estaba la maravillosa figura de Snape, el antagonista por excelencia, un malo de a pie, él era quien le hacía la vida imposible a Harry día a día. Por eso, nunca se debieron justificar sus actos para que pasase a la categoría de “los buenos”. Aunque entiendo que desde el punto de vista argumental, la autora debía justificar tanto odio hacia Harry en un personaje que no apoya a Voldemort.

 
Harry

A Harry Potter le pasa como a muchos otros protagonistas de grandes sagas que recrean grandes universos llenos de complejos personajes secundarios, y, es que, al final, los protagonistas son el peor personaje de todos. Harry es un personaje poco profundo, anodino, con más mal carácter que fuerza y que se deja arrastrar por el destino. En una historia rodeada de personajes carismáticos, donde se le coge cariño hasta a los más malos, en un intento desesperado para que Harry sea un personaje totalmente accesible con el que cualquier lector pueda sentirse identificado, Harry se ha quedado en un personaje insignificante. Harry hace lo que tiene que hacer, todo su valor como mago le ha caído del cielo y, a veces, hasta sus batallas internas parecen poco creíbles. ¿Qué sería de él sin sus amigos?

 

La saga de Harry Potter no es en absoluto perfecta y estas no son las únicas razones, pero tiene muchas más cosas positivas que negativas y es por estas por lo que tiene tanto éxito. J. K. Rowling consiguió construir un mundo que es todo lo que cualquier niño podría soñar. Por eso estoy expectante por saber un poco más de este mundo mágico que parece tan real en la nueva película Animales fantásticos y dónde encontrarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s